Porter III DD-356 - Historia

Porter III DD-356 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Porter III DD-356

Porter III (DD-356: dp. 1.850,1. 381'0 "; b. 36'2", dr. 10'5 ", s. 35 kcpl. 238; a. 8 5", 8 40 mm, 8 21 "tt., 2 dGt .; CL Porter). El tercer Porter (DD-356) fue establecido por New York Shipbuilding Corp., Camden, NJ, 18 de diciembre de 1933; firmado el 12 de diciembre de 1935; patrocinado por Miss Carlile Patterson Porter , y comisionado en Filadelfia el 25 de agosto de 1936, el comandante Forrest B. Royal al mando.Después de una sacudida en las aguas del norte de Europa, Porter visitó St. John's, Terranova, para las ceremonias de coronación en honor de Jorge VI en mayo de 1937 y estuvo en el Washington Navy Yard durante el Jamboree de Boy Scouts, junio julio 1937. Luego reasignada a la Flota del Pactfic, transitó por el Canal de Panamá y llegó a San Francisco el 5 de agosto de 1937. Operó continuamente con la Flota del Pacífico hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial, con base en San Diego.El 5 de diciembre de 1941, Porter partió de Pearl Harbor, escapando del ataque japonés por dos días. Patrullaba con cruceros y destructores en aguas de Hawanan. s antes de embarcarse en un convoy el 25 de marzo de 1942 hacia la costa oeste. Operó frente a la costa oeste con TF 1 durante los siguientes 4 meses. Al regresar a Pearl Harbor a mediados de agosto, se entrenó en aguas de Hawai hasta el 16 de octubre, cuando salió con TF 16 y se dirigió a las Islas Salomón. El 26 de octubre de 1942, TF 16 intercambió ataques aéreos con fuertes fuerzas japonesas al noreste de Guadalcanal en la Batalla de las Islas Santa Cruz. Durante la acción que siguió, Porter fue torpedeada por un submarino y, después de que la tripulación abandonó el barco, fue hundida por los disparos de Shawl Su nombre fue tachado de la Lista de la Marina el 2 de noviembre de 1942. Porter ganó una estrella de batalla por su servicio en la Segunda Guerra Mundial.


Batalla de las Islas Santa Cruz

los Batalla de las Islas Santa Cruz, luchó entre el 25 y el 27 de octubre de 1942, a veces denominado el Batalla de Santa Cruz o Tercera batalla del mar de Salomón, en Japón como Batalla del Pacífico Sur (Japonés: 南太平洋 海 戦 Minamitaiheiyō kaisen), fue la cuarta batalla de portaaviones de la campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. También fue el cuarto gran enfrentamiento naval entre la Armada de los Estados Unidos y la Armada Imperial Japonesa durante la extensa y estratégicamente importante campaña de Guadalcanal. Como en las batallas del Mar de Coral, Midway y las Islas Salomón del Este, los barcos de los dos adversarios rara vez estaban a la vista o al alcance de los cañones. En cambio, casi todos los ataques de ambos lados fueron realizados por portaaviones o aviones con base en tierra.

En un intento de expulsar a las fuerzas aliadas de Guadalcanal y las islas cercanas y poner fin al estancamiento que había existido desde septiembre de 1942, el Ejército Imperial Japonés planeó una importante ofensiva terrestre en Guadalcanal del 20 al 25 de octubre de 1942. En apoyo de esta ofensiva, y con la La esperanza de entablar combate con las fuerzas navales aliadas, los portaaviones japoneses y otros grandes buques de guerra se trasladaron a una posición cerca del sur de las Islas Salomón. Desde esta ubicación, las fuerzas navales japonesas esperaban entablar combate y derrotar decisivamente a las fuerzas navales aliadas (principalmente estadounidenses), especialmente las fuerzas de portaaviones, que respondieran a la ofensiva terrestre. Las fuerzas navales aliadas también esperaban encontrarse con las fuerzas navales japonesas en la batalla, con los mismos objetivos de romper el estancamiento y derrotar decisivamente a su adversario.

La ofensiva terrestre japonesa en Guadalcanal estaba en marcha con la Batalla de Henderson Field mientras los buques de guerra navales y los aviones de los dos adversarios se enfrentaron en la mañana del 26 de octubre de 1942, justo al norte de las Islas Santa Cruz. Después de un intercambio de ataques aéreos de portaaviones, los barcos de superficie aliados se retiraron del área de batalla con el portaaviones. Avispón hundido, y otro portaaviones, Empresa, muy dañado. Las fuerzas de los portaaviones japoneses participantes también se retiraron debido a las grandes pérdidas de aviones y tripulaciones, además de daños significativos al portaaviones. Shōkaku y el portador de luz Zuihō.

Santa Cruz fue una victoria táctica y una victoria estratégica a corto plazo para los japoneses en términos de barcos hundidos y dañados, y control de los mares alrededor de Guadalcanal. Sin embargo, la pérdida de Japón de muchas tripulaciones aéreas veteranas irremplazables demostró ser una ventaja estratégica a largo plazo para los Aliados, cuyas pérdidas de tripulaciones aéreas en la batalla fueron relativamente bajas y rápidamente reemplazadas.


Los 12 hombres más gays de la historia del mundo del espectáculo, desde Paul Lynde hasta Billy Porter

El reluciente y fingido mundo del mundo del espectáculo parece atraer a muchos hombres homosexuales, ya sea que estén dentro, fuera o en la mitad del camino. Y muchos de ellos nos han traído alegría a lo largo de las décadas con su tempestuoso talento y payasadas incontenibles.

Aquí están mis selecciones para los doce más gay de todos, con algunos finalistas bien equipados. No incluyo diseñadores de moda (demasiado fácil) o presentadores de noticias, solo figuras del entretenimiento, y estoy incluyendo a algunos hombres que eran tan homosexuales que lo gritaban, incluso si no siempre lo decían.

Paul Lynde (1926-1982)

Con su discurso agudo seguido de una pequeña risa malvada, Paul Lynde era el epítome de la homosexualidad, un santuario tácito de la homosexualidad cuando nadie estaba fuera. Se trataba de pistas e insinuaciones. Lynde fue un grito cuando el padre angustiado en Bye Bye Birdie (cantando el amargo "Kids", aunque nunca entendí cómo lo había hecho), el cursi tío Arthur en la comedia gay Embrujado, y la plaza central decididamente descentrada en el programa de juegos Cuadrados de Hollywood ("¿Por qué los Ángeles del Infierno usan cuero?" Lynde: "Porque la gasa se arruga fácilmente"). En lugar de nuestros héroes homosexuales, Paul Lynde agitó las muñecas y virtualmente nos dio la bienvenida dentro de su armario mientras nos cerraba la puerta en la cara.

Otro fabuloso lanzador que abarcó tanto teatro, series de televisión y programas de juegos fue el extremadamente divertido Charles Nelson Reilly (1931-2007), quien sacudió El juego de partidos con sus gestos y estampados de poliéster. Y los otros finalistas son Jim Nabors, Jim J. Bullock, Jim Parsons, Bruce Vilanch, Taylor Negron y Queer Eye chicos del pasado y del presente.

RuPaul (1960-)

"¡Más te vale trabajar!" "Todos nacemos desnudos. El resto es arrastre ". "Si no te amas a ti mismo, ¿cómo diablos vas a amar a alguien más?" "No dejes que tu boca escriba cheques que tu trasero no puede cobrar". “¡Mariquita, ese paseo! & # 8221 ¿Dijo suficiente? ¡Gay, gay, gay!

Otras superestrellas legendarias del drag incluyen Charles Ludlam, Charles Pierce, Jim Bailey, Lori Shannon, Charles Busch, Lypsinka y todos los Carrera de resistencia concursante que alguna vez vivió.

George Takei (1937-)

Después de haber sobrevivido a los primeros años en un campo de internamiento japonés-estadounidense, Takei emergió milagrosamente no solo como un actor destacado (mejor conocido como Sulu en Star Trek), sino como un gay vocal que salió del armario en 2005 y ha sido felizmente franco a favor de la causa queer desde entonces. Con 2,87 millones de seguidores en Twitter (a fecha de publicación), Takei envía mensajes punzantes sobre el objetivo, pensamientos satíricos (“Trump ha ofrecido que México pague por la reconstrucción de Notre Dame”) y fotos de él y su esposo con Pete Buttigieg.

Elton John (1947-)

Perdonaremos el matrimonio de Sir Elton con una mujer en 1984. Después de todo, incluso él admite que estaba negando quién era realmente al participar. Excepto por desvíos ocasionales como ese, el cantante británico siempre ha sido llamativo, vulgar y veraz, con grandes gafas de sol y boas a juego con la grandiosidad de sus discos de éxito increíblemente pegadizos. Escribiendo la partitura de 1994 El rey León (que más tarde se convirtió en un gran espectáculo de Broadway y ahora en una nueva versión de CGI) le dio una legitimidad completamente nueva, y ahora, con su película biográfica Rocketman a punto de ser liberado, es prácticamente tan venerado como la propia reina.

Menciones honoríficas a Freddie Mercury, Village People, Boy George, Jimmy Somerville, Andy Bell, George Michael, Jobriath, Lance Bass, Adam Lambert, Sylvester y Rudolf Nureyev.

Divino (1945-88)

Con un vestido rojo ceñido como la piel, con cejas increíblemente levantadas y cabello amarillo torturado, Divine era todo un espectáculo como la vixen villana de talla grande en John Waters Flamencos rosados (1972). Continuó con otras hilaridades descaradas en películas de Waters como Problema femenino, volviendo para un giro comprensivo en el clásico mucho más socialmente consciente Laca para el cabello, mientras también se aventura en la música de baile tribal y otros giros inesperados. Divvy (nacido Harris Glenn Milstead en Baltimore, por supuesto) estaba a punto de desempeñar un papel masculino en Casado con hijos cuando murió, apenas capaz de absorber los nuevos elogios de Laca para el cabello.

Truman Capote (1924-1984)

El autor nacido en Nueva Orleans tenía rango, desviándose de la clásica novela de escalada social Desayuno en Tiffany's a la escalofriante novela de no ficción En sangre fria. También tenía un estilo inimitable, el de un hombre elfo remilgado con una voz chillona que no podrías inventar aunque lo intentaras. Apareciendo inconscientemente en varios programas de entrevistas, se convirtió en una figura cultural tremendamente popular y una inspiración para los homosexuales que esperaban triunfar sin diluir sus identidades.

Del mismo modo, Rex Reed es un escritor despreocupado que acampó en los televisores El show de gong y como Myron en la película de 1970 del libro trans de Gore Vidal Myra Breckinridge. Ah, y Vidal también ocupa un lugar destacado en esta lista, junto con Oscar Wilde, Noel Coward y Tennessee Williams, ¡aunque ninguno de estos escritores es tan gay como yo!

Liberace (1919-1987)

Liberace no dijo que era gay, ni siquiera cuando su ex novio Scott Thorson lo demandó por la pensión alimenticia, y de hecho, demandó a una revista que se atrevió a afirmar que era uno de nosotros, ¡y ganó! Es más, cuando Liberace contrajo el VIH, afirmó que simplemente había perdido peso como resultado de una dieta de sandía. Pero aún así, este era el hombre más alegre en el mundo del espectáculo —quizá alguna vez en la tierra— brillando de pies a cabeza (incluida su sonrisa de megavatios), mientras tintineaba cancioncillas clásicas en los marfiles para una audiencia adoradora de mujeres despistadas.

Un niño de mamá, Wladziu Valentino Liberace también era un gran queer que, cuando lo entrevisté en 1985, me contó un chiste obsceno sobre un "travesti" con una gran polla, un bocado que sentí que ofreció como un guiño sutil a nuestra sexualidad compartida. . Incluso cuando estaba enfermo, "Lee" siguió actuando de una manera elaborada, deleitándose con las joyas, el espectáculo y un puro amor por el centro de atención.

Allan Carr (1937-1999)

Caminando en coloridos caftanes, Carr (en la foto de arriba a la izquierda) se convirtió en el ostentoso productor de éxitos como Grasa, aunque sus fracasosNo puedo detener la música, Grasa 2, Where the Boys Are '84) puede haber sido aún más fascinante. Rodeado de jóvenes gays calientes en las fiestas en la piscina de Hollywood, Carr era tan grandioso como su marca, aunque su trabajo al frente de los Oscar de 1989, el de Rob Lowe y Blancanieves a dúo en "Proud Mary", se volvió legendario. por todas las malas razones. Puede que Carr no fuera tan orgulloso como Mary, pero el hecho es que era más alegre que todos los de Tinseltown juntos.

Billy Porter (1969-)

Billy, un buen cantante y actor, ha salido durante mucho tiempo, orgulloso y vocal. Ganó el Tony por Botas rizadas, y cuando le pregunté en ese momento cómo sería interpretar al personaje que Harvey Fierstein pretendía ser heterosexual, Billy me dijo que no tenía ninguna intención de interpretar a Lola de forma honesta, gracias. Agregue su gran éxito en Pose y su atuendo de género inconformista que se robó los Oscar, y Billy es el hombre de nuestros sueños homosexuales.

También: Nathan Lane y Christopher Seiber.

Alan demanda (1926-2011)

En el programa de comedia de bocetos de actualidad Rowan y Martin's Laugh-In, Alan Sues era un alboroto, interpretando personajes extravagantes como un locutor deportivo afeminado llamado Big Al que hizo sonar obsesivamente su campanilla, y también un tipo que se pavonea en un bar del Lejano Oeste, todos con las piernas arqueadas y varoniles, solo para pedir un daiquiri helado. . Sues era tan gay como Ikea el domingo del Super Bowl, aunque se escondió en un matrimonio entre personas del sexo opuesto durante un tiempo y nunca salió a la luz. Pero debajo de sus maravillosos gestos, Sues no solo era gay, tenía un alma alegre. De hecho, según los informes, comenzó a sentir que el material que le dieron para hacer en el programa era homofóbico. Si hubiera nacido más tarde, sin duda habría sido mucho más activista.

También: Mario Cantone, Wayland Flowers y Edward Everett Horton.

Leslie Jordan (1955-)

El duendecillo cómico nacido en Chattanooga es un ladrón de escenas desde hace mucho tiempo, desde Will & # 038 Grace para Historia de Horror Americana aquelarre... y siempre ha sido maravillosamente bocón como él mismo. Siempre que hablo con Leslie, sé que me reiré en la posición postrada, gracias a sus revelaciones racilmente hilarantes. ¿Y cuántos ganadores del Emmy pueden decir que solían organizar los premios Hookie Awards para acompañantes masculinos?

Finalistas: Ramon Novarro, William Haines, Van Johnson, Michael Greer, Roddy McDowall, Anthony Perkins, Montgomery Clift, Rock Hudson, Jonathan Frid, Jonathan Harris, Rupert Everett, John Gielgud, Quentin Crisp, Sir Ian McKellen y Neil Patrick Harris .

Andy Cohen (1968-)

Duh. ¿Realmente necesito explicar?

Una tanga para recordar

Algunos iconos del futuro desfilan con sus negocios en el Brolesque Revue los domingos en el club Bedlam de Avenue C en Nueva York. Acabo de ver parte del programa, que tenía a tipos sementales como Richard, Puck y Bobby trabajando en la habitación, desde la parte superior de la barra hasta la cabeza de alce en la pared y algo más. Algunas de las líneas de visión eran menos que ideales, pero los muchachos, que comenzaron con sombreros de marinero para la Semana de la Flota, navegaron suavemente hacia la semidesnudez retorcida, como Alan Cumming, su esposo Grant Shaffer y yo aplaudimos gentilmente. La fiesta de ropa interior de DWorld que siguió fue sin duda absolutamente deliciosa.

Hablando de hombres desnudos, el Mike magico musical ha cancelado su estreno en Boston, pero escuché que el show de la máquina de discos de Michael Jackson, No se detenga hasta que tenga suficiente–Que pareció detenerse en seco mientras el documental de HBO giraba sus dramas– está llegando de todos modos. Algo así como un pedófilo.


Resolviendo los misterios de Santa Cruz

La campaña del Pacífico Sur para Guadalcanal estaba alcanzando su punto culminante a fines de octubre de 1942, y los marines estadounidenses se agarraban de las uñas a la isla. Desesperado por recuperar Guadalcanal y su base aérea, Henderson Field, el ejército japonés estaba organizando una ofensiva terrestre, y la Armada Imperial Japonesa (IJN) salió en apoyo. Algunas de las batallas aéreas navales más reñidas de la Segunda Guerra Mundial figuraron en la campaña de Guadalcanal de seis meses, incluida posiblemente la más dura, la Batalla de las Islas Santa Cruz del 26 de octubre.

La IJN puso a su primer equipo en juego, enviando grandes grupos de trabajo al este de las Islas Salomón. El agresivo almirante William F.Halsey, que acababa de asumir el mando del teatro del Pacífico Sur (SOPAC), se opuso a ellos con sus propias cubiertas planas en dos grupos construidos alrededor del USS. Empresa (CV-6) y Avispón (CV-8). Usando la incomparable ventaja de Ultra —información obtenida de los descifrados de transmisiones de radio japonesas cifradas— Halsey pudo concentrarse en el flanco enemigo. En ese momento, solo el Avispón estaba en realidad en SOPAC después de haber reparado los daños de la Batalla de las Salomón Orientales, el Empresa avanzaba a toda prisa desde Pearl Harbor. Las fuerzas de tarea de los portaaviones estadounidenses se reunieron justo a tiempo.

Bajo el mando táctico del contralmirante Thomas C. Kinkaid, las principales unidades participantes de la SOPAC, las Fuerzas de Tarea 16 y 17, incluían el par de capotajes del acorazado. Dakota del Sur (BB-57) media docena de cruceros, con varios de los nuevos cruceros ligeros antiaéreos especializados y 14 destructores. Otra fuerza, construida alrededor del acorazado Washington (BB-56), figuraba en los cálculos de los enemigos, aunque no participaría directamente en la batalla. Empleando su propia gama de formaciones, las fuerzas participantes de la armada japonesa comprendían 3 grandes portaaviones, 1 portaaviones ligero, 4 acorazados, 8 cruceros pesados ​​y 2 ligeros y 21 destructores.

El curso de la subsiguiente batalla encarnizada puede resumirse muy brevemente. Durante la noche anterior a la acción principal, los aviones de búsqueda PBY Catalina de los EE. UU. Avistaron algunas de las unidades clave de la flota japonesa y lanzaron golpes indirectos. El enemigo tomó precauciones y se alejó mientras el almirante Kinkaid buscaba agresivamente acercarse a él. Desde su cuartel general en Numea, Nueva Caledonia, la comandante de la SOPAC, Halsey, hizo una famosa señal: “ATAQUE. REPETIR. ATAQUE."

El aire de la mañana busca por el Empresa el 26 de octubre encontró la principal fuerza de portaaviones japonesa: el vicealmirante Chuichi Nagumo Kido Butai, o Striking Force, y los bombarderos exploradores realizaron ataques inmediatos que pusieron al portaaviones ligero Zuiho fuera de accion. Los exploradores japoneses habían encontrado casi simultáneamente los barcos de Kinkaid y los bandos intercambiaron ataques aéreos. Pasando uno cerca del otro, algunos de los aviones de las formaciones de ataque se mezclaron. Los aviones estadounidenses dejaron de lado un segundo portaaviones enemigo y dañaron un crucero pesado. Mientras tanto, los japoneses dañaron el Empresa y lisiado el Avispón.

El "Big E" logró restaurar su cabina de vuelo lo suficiente como para reanudar las actividades aéreas y mantuvo las patrullas aéreas de combate durante el día mientras una sucesión de oleadas de ataque japonesas golpeaban, infligiendo más daños en el Avispón. Valientes marineros combatieron los incendios del Hornet y lo mantuvieron a flote, pero al final del día se ordenó a la tripulación del portaaviones gravemente herido que abandonara el barco. El almirante Kinkaid ya se había retirado del área de batalla. Esa noche, los torpedos japoneses hundieron el Avispón, una tarea que los "peces" y los proyectiles de los destructores estadounidenses no habían podido realizar antes de que las "latas de hojalata" se vieran obligadas a retirarse.

Los ataques japoneses también habían dañado el Dakota del Sur, el crucero pesado Portland (CA-33), el crucero antiaéreo San Juan (CL-54), y los destructores Mahan (DD-364) y Herrero (DD-378). Lo que probablemente era un torpedo estadounidense errante hundió el Portero (DD-356). Los ataques estadounidenses habían golpeado a los transportistas. Shokaku (El buque insignia de Nagumo) y Zuiho y el crucero pesado Chikuma. Por porcentaje, las pérdidas de aviones en cada lado fueron casi iguales. Pero en número, la IJN perdió 99 aviones contra 80 aviones estadounidenses, y las pérdidas de tripulaciones aéreas japonesas fueron sustancialmente mayores.

Se han escrito muchas historias narrativas más profundas de la Batalla de las Islas Santa Cruz. Sin embargo, ciertos elementos de la acción continúan siendo poco conocidos o prácticamente desconocidos. Entonces, en lugar de repetir los esfuerzos de historiadores anteriores, lo que sigue es una exploración de algunos de los misterios perdurables de la batalla.

Localización de la flota japonesa

Si bien los descifradores de códigos de Ultra proporcionaron información crucial sobre las intenciones y maniobras de la marina japonesa, la inteligencia aliada no fue omnisciente. El comandante en jefe de la flota del Pacífico, el almirante Chester W.Nimitz en Pearl Harbor y el almirante Halsey en Nouméa basaron sus planes en estimaciones semanales de inteligencia de las disposiciones de la flota japonesa que fueron compiladas por la Sección F-16 de la Oficina de Inteligencia Naval (ONI) en Washington. Durante las semanas previas a la batalla de Santa Cruz, las estimaciones fueron constantemente inexactas, lo que llevó a los comandantes a creer que las fuerzas de la IJN eran más débiles de lo que eran.

Basado en Ultra, Nimitz advirtió sobre una ofensiva naval japonesa el 17 de octubre. Pero la radiogoniometría y el análisis de tráfico de EE. UU. Colocaron solo dos portaaviones japoneses en el área de batalla, y las estimaciones de la ONI ubicaron tres de los cinco techos planos enemigos en aguas nacionales cuando todos estaban en el mar. Cuatro cubiertas de vuelo japonesas estarían en Santa Cruz en comparación con dos estadounidenses. La disparidad habría sido aún peor salvo que el transportista japonés Hola, paralizado por una falla mecánica, fue enviado a reparar. El dia después En la batalla, la ONI todavía estimó que una división de portaaviones enemiga que había luchado en Santa Cruz estaba en Japón.

El registro de inteligencia con respecto a otros buques de guerra fue igualmente pobre. Eso se debió en parte a las evaluaciones de que ambos AobaLos cruceros pesados ​​de clase alta ya se habían hundido y en parte porque el contralmirante Norman Scott, que obtuvo una victoria en la superficie frente a Guadalcanal en la batalla del cabo Esperance del 11 al 12 de octubre, había sobrestimado las pérdidas enemigas en esa lucha. Inicialmente afirmó que tres cruceros japoneses y cuatro destructores se habían hundido, pero el IJN en realidad había perdido solo un crucero pesado y un destructor. Las pérdidas exageradas se anotaron luego a unidades distintas de la División 6 de Cruceros de Japón, que tenía la Aobanaves de clase alta y había sido el principal oponente en Cape Esperance. Esto tuvo el efecto de minimizar la fuerza de los cruceros pesados ​​japoneses. Cuando los cruceros Myoko y maya bombardeado Guadalcanal el 15 de octubre, la inteligencia estadounidense creía que el primero estaba en Yokosuka y el segundo en Palau.

En cuanto a los acorazados, la estimación de la ONI del 20 de octubre mostraba como "posiblemente dañada" una de las embarcaciones del almirante Takeo Kurita que había destrozado el campo Henderson el 13 de octubre, colocó la Yamato y Mutsu como posiblemente en Rabaul, y atribuyó a la flota enemiga en las Salomón, de nuevo, "posiblemente" incluyendo el Ise, que estaba en Japón. En Santa Cruz, la flota de superficie japonesa persiguió al grupo de trabajo de Kinkaid cuando los estadounidenses se retiraron de la escena. Si la persecución hubiera resultado en un enfrentamiento de artillería, las apreciaciones equivocadas habrían llegado a casa para descansar.

¿Quién era el propietario de Henderson Field?

La ofensiva de la Armada Imperial Japonesa se desencadenaría con el aviso de que el ejército japonés había capturado Henderson Field en Guadalcanal. El ejército exigió repetidos aplazamientos de un cronograma que había previsto que el evento ocurriera el 22 de octubre. Si ese programa se hubiera mantenido, no solo la flota japonesa habría tenido más abundantes reservas de combustible, sino que la Marina de los EE. UU. Habría entrado en acción antes de la Empresa se había unido a la Avispón. Para Halsey, que creía que los transportistas juntos valían el doble de lo que valían individualmente, eso marcó una gran diferencia. El ejército de Japón enfrentó enormes obstáculos en Guadalcanal, pero el grado de su cooperación es cuestionable.

Eso también es cierto para la información del ejército. En agosto, durante la secuencia de acciones que condujeron a la Batalla de las Salomón Orientales, el ejército había informado falsamente del éxito a la IJN. Esta vez, queriendo garantías, la armada instaló un puesto de observación en Guadalcanal para proporcionar informes directos al buque insignia de la Flota Combinada, el supercorazado. Yamato en Truk.

En la noche del 24 al 25 de octubre, el ejército japonés informó debidamente que había tomado Henderson Field. Los observadores navales indicaron que los combates se desataron en las cercanías del aeródromo. Por la mañana, aviones de la armada japonesa volaron a Guadalcanal para verificar el estado de Henderson. Un avión incluso intentó aterrizar. Los exploradores encontraron el campo a salvo en manos estadounidenses. Esa noche, el ejército volvió a atacar y nuevamente no logró capturar la base aérea estadounidense clave. Esta vez, incluso la cadena de mando del ejército confirmó que sus ataques terrestres habían fracasado. No obstante, la marina decidió continuar.

La IJN se había sentido repetidamente frustrada por los informes inexactos del ejército y advirtió más de una vez que la disminución del suministro de combustible lo obligaría a retirarse de las aguas de las Islas Salomón. Por qué procedió con su ofensiva es un misterio perdurable. Solo es posible conjeturar. Los oficiales navales japoneses, desde el comandante de la Flota Combinada, el almirante Isoroku Yamamoto en adelante, estaban disgustados por la capacidad de los aliados para evitar que la IJN abasteciera efectivamente a las fuerzas japonesas en Guadalcanal. Frente a las condiciones desesperadas en el frente, los japoneses de Guadalcanal apodaron el lugar “Isla del Hambre”, Yamamoto decidió persistir a pesar de todos los obstáculos.

Sincronización japonesa

Veteranos de la Armada Imperial Japonesa, de Kido Butai El jefe de Estado Mayor, el contraalmirante Ryunosuke Kusaka al capitán del destructor Tameichi Hara, señaló en los escritos de posguerra que los principales comandantes estaban influenciados por varios elementos, incluida información muy limitada sobre la presencia de portaaviones estadounidenses, observaciones de los oficiales de Estado Mayor de que el 27 de octubre era el Día de la Marina en el Estados Unidos, e informes en la prensa estadounidense de una inminente batalla importante en el Pacífico Sur.

Kido Butai El comandante almirante Nagumo se comportó con cautela precisamente debido a la escasa inteligencia. Los otros dos factores han sido oscuros durante mucho tiempo, pero hay evidencia que respalda ambos puntos. Desde 1922, cuando la Liga Naval de los Estados Unidos organizó la primera celebración, el 27 de octubre se ha celebrado como el Día de la Marina en América. La fecha era el cumpleaños del presidente Theodore Roosevelt, padre de la Gran Flota Blanca y un acérrimo navalista estadounidense. El evento adquirió algo de importancia entre los comandantes de la IJN porque las fechas del calendario eran de especial importancia para los japoneses, que se permitieron un sentido de fatídica consecuencia.

Mientras tanto, la idea de una gran batalla inminente en el Pacífico Sur era corriente en Estados Unidos. The Associated Press informó el 16 de octubre que la batalla por Guadalcanal se perfilaba como "uno de los compromisos decisivos de la guerra". Al día siguiente el Chicago Tribune titulado, "¡CURSO DE GUERRA EN JUEGO!" La historia citó al secretario de la Marina Frank J. Knox afirmando en la tradición nelsoniana: "No quiero hacer predicciones, pero todos los hombres, a flote y en tierra, darán buena cuenta de sí mismos". Al informar sobre Guadalcanal unos días después, Associated Press pronosticó explícitamente una batalla naval de superficie inminente frente a Guadalcanal.

El 19 de octubre, United Press, otro importante servicio de noticias por cable, aludió a la misma idea de una acción de superficie, pero agregó que los transportistas luchan por si acaso, informando que los expertos esperaban “el resultado. . . dependería de la lucha naval ”y Estados Unidos combinaría los tipos de tácticas utilizadas en la Batalla del Mar de Java con las de“ Coral Sea-Midway ”. De manera similar, el corresponsal militar Hanson W. Baldwin comentó en un 23 de octubre New York Times artículo que "no podemos luchar contra una acción dilatoria prolongada en el Pacífico, debemos, se siente, golpear a Japón de forma continua y sin tregua".

Este tipo de informes de prensa fueron la base del molino de noticias de onda corta que se transmitían al Pacífico desde San Francisco, y escucharlo era una rutina para amigos y enemigos en todo el Pacífico Sur. En Guadalcanal, el comandante de la Infantería de Marina, el general de división Alexander A. Vandegrift, escuchaba las transmisiones todas las noches antes de acostarse, y también eran elementos básicos a bordo de los buques insignia de la Flota Combinada, el Kido Butai, y la División 2 de Portaaviones del Contraalmirante Kakuji Kakuta.

El Estado Mayor del Contralmirante Kusaka de Nagumo utilizó la fecha del Día de la Marina y la sensación de batalla inminente en un despacho a la Flota Combinada, sugiriendo que el Almirante Yamamoto ordenó el avance japonés para el 27 de octubre. En cambio, aferrándose a su cronograma con bisagras de Henderson Field, Yamamoto insistió en una acción inmediata. Y para el 27 terminó la batalla por Santa Cruz.

¿Qué pasó con los ataques aéreos estadounidenses?

En Santa Cruz, los bombarderos de exploración en la búsqueda al amanecer de la Marina de los EE. UU. Lograron dañar el portaaviones ligero japonés Zuiho. Más tarde, Avispón Bombarderos en picado destrozaron la cubierta de vuelo del portaaviones Shokaku. Después de esos bombardeos sorpresa, a lo largo de un largo día de batalla, ningún techo japonés fue atacado nuevamente. Sin embargo, el Avispón se desprendió de dos oleadas de ataque (un total de 24 bombarderos en picado SBD Dauntless y 13 aviones torpederos TBF Avenger) antes de que sufriera daños, y el Empresa lanzó una ola de ataque propia (con tres SBD y nueve TBF), necesariamente pequeña porque había utilizado muchos aviones en la búsqueda aérea. Por lo tanto, la principal fuerza enemiga apenas fue atacada por las principales misiones de ataque estadounidenses.

La "batalla de los grupos aéreos" que tuvo lugar cuando los grupos de ataque de los adversarios sobrevolaron en cursos recíprocos no explica este fenómeno. Durante el choque, los cazas japoneses redujeron los aviones torpederos del Big E aproximadamente a la mitad, pero ninguna de las formaciones estadounidenses dio marcha atrás y, a excepción de los cazas de escolta, la fuerza de ataque no se vio más afectada. Uno de los Avispón Los escuadrones, posiblemente desorientados en el tumulto, cambiaron su vector, pero eso tampoco estaba determinado.

El largo alcance en el que tuvo lugar la batalla y la disposición de la flota japonesa fueron las principales razones por las que los ataques estadounidenses fracasaron. Los historiadores han criticado casi uniformemente la doctrina operativa de la IJN por su práctica de dividir las fuerzas en numerosas unidades de flota: Fuerza de ataque, Fuerza de vanguardia, Fuerza de avance, Cuerpo principal, etc., en efecto, diluyendo la fuerza disponible. Pero en Santa Cruz, la táctica funcionó a favor de los japoneses.

La Vanguard Force, navegando a decenas de millas por delante de los tejados planos de Nagumo, fue el primer enemigo que encontraron los aviones estadounidenses. Algunos aviones estadounidenses atacaron inmediatamente a otros presionados hasta el límite de su alcance con la esperanza de encontrar el Kido Butai y luego volvió a golpear a la Vanguardia. Aquí fue donde el crucero Chikuma sufrió su daño. Debido a que los transportistas de Kinkaid perdieron sus cubiertas de vuelo temprano en el día, y el Empresa, una vez que restableció el servicio, se preocupó por mantener las patrullas aéreas de combate, no hubo ataques aéreos de seguimiento.

El código de aviación japonés

Embarcado a bordo del Empresa era un llamado "destacamento de radio móvil", una unidad de la fraternidad de inteligencia de señales. Proporcionó al almirante Kinkaid descifrados que circularon en la red de comunicaciones e inteligencia, así como información táctica de su propio control de radio. El destacamento en el Big E estaba dirigido por un infante de marina, el capitán Bankston T. Holcomb. Su unidad fue fundamental para la supervivencia del Empresa, ya que Holcomb le proporcionó a Kinkaid sus primeras advertencias de algunos de los ataques aéreos japoneses entrantes, lo que ayudó al portaaviones a posicionar las patrullas aéreas de combate incluso antes de que el enemigo fuera detectado en el radar. Según una historia de posguerra de los destacamentos de radio móviles, en medio de la batalla Holcomb había obtenido un acceso extraordinario al tráfico de mensajes de aviones japoneses porque le entregaron una copia del código de aviación IJN, rescatado de uno de los aviones enemigos atacantes que se había estrellado. .

Esta cuenta ahora parece ser más complicada de lo que era originalmente. El grupo aéreo japonés y los comandantes de escuadrón (los pilotos que probablemente poseían copias del código de aviación) tampoco se estrellaron a bordo del Empresa, o sus aviones se consumieron por completo mientras lo hacían. Además, se sabe que se recuperó material documental de otro avión japonés, un avión que se estrelló a bordo del destructor Smith.

El compañero de tercera clase del maquinista de aviación Thomas Powell, un artillero con "Torpedo 10" a bordo del Empresa, recordó la procedencia del libro de códigos, que le relató el propio almirante Kinkaid. En el puerto, algunas semanas después de la batalla, Kinkaid le dijo a Powell y a algunos otros marineros que el libro de códigos había sido capturado en el Smith. El informe posterior a la acción de Big E no menciona al destructor ni indica el Empresa se detuvo durante la batalla para recibir materiales de otra embarcación. Si es cierto, esto sugiere que el libro de códigos de aviación japonés solo podría haber cambiado de manos después de Santa Cruz. La asistencia del Capitán Holcomb a Kinkaid en el fragor de la batalla se derivó de técnicas de monitoreo de radio más convencionales.

Qué pasa con la Empresa?

Muchos argumentos sobre el resultado en Santa Cruz se basan en la noción de que las fuerzas de portaaviones de los bandos después de la batalla eran de alguna manera iguales. Una vez que los japoneses enviaron el Zuikaku hogar para entrenar un nuevo grupo aéreo, la igualdad en términos literales sí existía. Pero el estado de la Empresa, la parte superior plana en el lado estadounidense de esta ecuación, es poco conocida. La combinación de impactos de bomba y casi accidentes que sufrió el portaaviones en Santa Cruz hizo más que bloquear un elevador en su lugar en su cubierta de vuelo, lo que ralentizó las operaciones de vuelo. El capitán Osborn B. Hardison, el capitán del barco, pronto se enteró de que los daños eran más graves de lo que se pensaba.

Two near misses had sprung rivets or deflected plates—in places as much as 2½ feet inward—opening fuel tanks to the sea along almost 100 feet of hull. In one area, all the frames, floors, and bulkheads had buckled. Leaks threatened. los Empresa’s stem was laced with fragment holes, a few up to a foot wide, and she was taking water, down four feet by the bow. On the hangar deck, the floor of a 50-foot section near the No. 1 elevator was heavily damaged, the decks below blown out. Crewmen in one compartment were actually trapped by flooded spaces above them. Two bomb hoists were questionable. The bridge gyroscope had failed. Several radios and a direction-finding loop were out.

Some repairs could only be made in port. Although the Big E could launch and recover aircraft, she was not truly combat-ready and in a renewed engagement would have been gravely disadvantaged. Battle speeds and even stormy seas might have threatened her seaworthiness. Captain Hardison’s damage-control parties—plus every spare hand—bent superhuman efforts to enable the ship to make speed despite her damage.

For 11 days after the carrier arrived at Nouméa she was completely incapacitated, as Admiral Halsey added every engineer and repairman to those already working over the ship. Hull breaches were repaired, but the aircraft elevator jam awaited drydocking in the United States. Cuando el Empresa went to sea again, Pearl Harbor privately estimated that the carrier was operating at 70 percent of her combat efficiency. Meanwhile, the IJN decision to return the Zuikaku to Japanese Empire waters was entirely voluntary, based on a plan to regenerate for another Guadalcanal offensive timed for January 1943. She just as easily could have been retained in the South Pacific.

Who Won?

American observers take a variety of positions on the outcome at Santa Cruz. Marine General Vandegrift termed the battle a “standoff.” Theater commander Admiral “Bull” Halsey wrote that “tactically, we picked up the dirty end of the stick but strategically we handed it back.” Similarly, official Navy historian Samuel Eliot Morison rated the battle a Japanese tactical victory that gained precious time for the Allies. And aviation historian John Lundstrom, author of the most detailed examination of the aerial exchanges, wrote of a “supposed” Japanese decisive victory and followed this with an analysis that, while not actually saying so, framed the outcome as Japanese defeat. Robert Sherrod, chronicler of Marine aviation in the war, said Santa Cruz was a case in which “the box score is deceptive.”

Guadalcanal campaign expert Richard Frank made no direct assessment but approvingly quoted Admiral Nimitz’s opinion, penned some weeks after the battle, which declares that the Japanese were turned back and their carrier air groups shattered on the eve of critical battles. Commander Edward P. Stafford, author of the authoritative history of the Empresa, termed the battle “a bloody draw . . . which had been a U.S. victory only because it had momentarily thwarted a Japanese attempt at recapture.”

Popular authors parse their meanings too. Naval historian E. B. Potter concluded that the Americans “had got the worst of the battle” but had the solace of inflicting very heavy aviation losses. Edwin P. Hoyt called Santa Cruz “an American loss, but not one that made it impossible . . . to hold on to Guadalcanal,” while Eric Hammel termed the battle “technically a Japanese victory.” Carrier warfare authorities James and William Belote scored it a Japanese win, “a victory won at nearly intolerable cost.” And Kenneth I. Friedman pictured a tactical defeat that “forestalled a total and catastrophic debacle.”


Galería


Porter III DD-356 - History

Operating from San Diego as flagship of Destroyer Squadron 5 (see table), she and her squadron participated in training exercises and large-scale fleet problems until the outbreak of World War II.

On 5 December 1941, Portero with DesDiv 9 of her squadron (Drayton, Flusser, Lamson y Mahan) departed Pearl Harbor with Lexington&rsquos Task Force 12 (also including heavy cruisers Chicago, Portland y Astoria) to deliver Marine scout bombers to Midway Island and were at sea when the Japanese attacked on 7 December, returning to Pearl Harbor 13 December after searching to &ldquointercept and destroy&rdquo the enemy.

Portero remained in Hawaiian waters until March 1942, when she began four months&rsquo operations off the west coast. Returning to Pearl Harbor in August, she sortied on 16 October for the Solomons with Empresa&rsquos Task Force 16&mdashbattleship Dakota del Sur, heavy cruiser Portland, anti-aircraft cruiser San Juan y destructores Mahan, Conyngham, Shaw, Cushing, Smith, Preston y Maury. Ten days later, following the Battle of the Santa Cruz Islands, Portero was hit by the torpedo carried by the Avenger torpedo plane whose crew she stopped to rescue. After the crew had abandoned ship, was sunk by gunfire from Shaw.


New NRA leader James Porter has history of controversial rhetoric

HOUSTON The incoming leader of the National Rifle Association has a long history with the powerful gun rights lobby and a penchant for bold statements that are sure to enflame an already explosive national debate over gun control.

James Porter, an Alabama attorney and first vice president of the NRA, assumes the presidency on Monday after the group's national convention wraps up in Houston. He didn't wait until then to ignite a new furor over gun control, telling the NRA grass-roots organizers on Friday they are the front line of a "culture war" that goes beyond gun rights.

"(You) here in this room are the fighters for freedom. We are the protectors," Porter said.

Porter, 64, whose father was NRA president from 1959-1961, is part of the small, Birmingham, Ala., law firm of Porter, Porter & Hassinger. The firm's website notes its expertise in defending gun manufacturers in lawsuits.

Porter takes over the organization as the NRA finds itself in a national fight over gun control in Washington, D.C., and state capitols around the country. The NRA had a major victory regarding gun control with the defeat in the U.S. Senate of a bill that would have expanded background checks for gun sales. But it lost ground in some places as several states passed laws expanding background checks and banning large ammunition magazines after December's mass shooting at a Connecticut elementary school.

Glen Caroline, director of the NRA's grass-roots division, noted the coming fight over gun control in the 2014 elections. "Our senators are on record. They cannot hide from those votes," Caroline said.

Noticias de actualidad

As shown by his "culture war" comment Friday and others in his past, Porter's style is likely to be one that fans the flames of an emotionally combustible debate.

Porter has called President Barack Obama a "fake president," Attorney General Eric Holder "rabidly un-American" and the U.S. Civil War the "War of Northern Aggression." On Friday, he repeated his call for training every U.S. citizen in the use of standard military firearms, to allow them to defend themselves against tyranny.

Gun control advocates say Porter makes outgoing NRA President David Keene look like a moderate on gun issues, even though Keene had said the NRA would try to punish lawmakers who voted in favor of expanded background checks and other gun control measures.

Keene had worked to offer a softer, if equally staunch voice for the gun lobby's ideas when compared with Wayne LaPierre, the fiery executive vice president who remains the NRA's most prominent voice on the public stage.

Porter as president, "pulls (the NRA) more into the extremist camp," said Josh Horwitz, executive director of the Coalition to Stop Gun Violence. "With Jim Porter, they've gone full crazy."

But Porter was greeted with rousing applause at the grass-roots organizing meeting, and several in attendance called out, "Hey Big Jim!," as he walked through the crowd.

NRA officials did not respond to a request for comment about Porter taking over the organization. In an interview this week with the Washington Times, Keene called Porter "the perfect match for president" and noted his legal expertise.

Porter has served as a head of the NRA's legal affairs committee. His legal experience will be counted on to help the organization challenge some of the gun control laws passed in several states around the country in court, Keene told the Washington Times.

First published on May 4, 2013 / 1:11 PM

© 2013 The Associated Press. All Rights Reserved. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


USS Porter (DD-356)

Entrato in servizio nell'agosto 1936, dopo l'entrata in guerra degli Stati Uniti d'America nel dicembre 1941 la nave operò nel teatro bellico dell'oceano Pacifico contro i giapponesi il Portero fu affondato il 26 ottobre 1942 durante la battaglia delle isole Santa Cruz dopo essere stato silurato.

Impostata nei cantieri navali della New York Shipbuilding Corporation di New York il 18 dicembre 1933, la nave venne varata il 12 dicembre 1935 con il nome di USS Portero in onore di due figure storiche della United States Navy, il commodoro David Porter (ufficiale durante la guerra anglo-americana) e l'ammiraglio David Dixon Porter (figlio del precedente, ufficiale unionista durante la guerra di secessione americana). La nave entrò poi in servizio il 25 agosto 1936 [1] [2] .

Dopo manovre d'addestramento condotte nelle acque dell'oceano Atlantico, nel maggio 1937 il Portero si recò in visita a Saint John's a in Canada nell'ambito delle manifestazioni per l'incoronazione di re Giorgio VI e della regina Elisabetta. Riassegnato alla United States Pacific Fleet, si trasferì a San Francisco via canale di Panama il 5 agosto 1937 nei mesi seguenti condusse missioni di addestramento nelle acque dell'oceano Pacifico, facendo base principalmente a San Diego [1] .

Il 7 dicembre 1941, giorno dell'attacco di Pearl Harbor e dell'entrata degli Stati Uniti nella seconda guerra mondiale, il Portero si trovava in navigazione al largo delle Hawaii, essendo salpato da Pearl Harbor giusto due giorni prima dell'attacco giapponese nei giorni seguenti pattugliò le acque hawaiane in formazione con altri incrociatori e cacciatorpediniere, prima di scortare un convoglio diretto verso la costa occidentale degli Stati Uniti il 25 marzo 1942. Continuò in seguito a operare lungo la costa ovest, pattugliando le acque di casa e scortando convogli [1] .

Rientrato a Pearl Harbor alla metà di agosto 1942, il Portero condusse missioni di addestramento nella zona delle Hawaii fino al 16 ottobre seguente, quando fu inserito nella Task Force 16 del viceammiraglio Thomas Kinkaid come unità di scorta per la portaerei USS Empresa diretta verso le isole Salomone per prendere parte alla campagna di Guadalcanal contro i giapponesi. Il 26 ottobre il Portero fu quindi impegnato in azione nel corso della battaglia delle isole Santa Cruz, fornendo fuoco antiaereo contro i ripetuti attacchi dei velivoli decollati dalle portaerei nipponiche. Intorno alle 10:00 il cacciatorpediniere fu colpito in pieno da un siluro: non è chiaro se l'ordigno sia stato lanciato da un sommergibile giapponese [1] (forse lo I-21 [3] ) o se al contrario sia partito per errore da un aerosilurante statunitense Grumman TBF Avenger della Empresa, ammarato a fianco della nave dopo aver terminato il carburante [4] . Ad ogni modo, il siluro causò gravissimi danni oltre a 15 morti tra l'equipaggio il salvataggio dell'unità si rivelò impossibile e, dopo aver evacuato l'equipaggio, il cacciatorpediniere USS Shaw lo finì con il fuoco dei suoi cannoni [1] [2] .


How to order a certificate

All births, adoptions, marriages, civil partnerships and deaths registered in England or Wales have a GRO index reference number.

Find index reference numbers online

Commercial companies also have the index reference numbers online, but you’ll have to pay to search them and prices will vary.

Find index reference numbers in person

You can also search for free at:

These are the only complete copies of the full sets of index reference numbers. They’re on microfiche.

Some of the index reference numbers are available at local libraries, archives and other locations.


Page Needs [ edit | editar fuente]

1. A number of record citations have been recovered from emails of the late Jerry Penley, a well known Wigton Walker researcher. In some cases the exact citation or date is missing. In other cases, the record is a paraphrase of the original record. Additional information is needed about these records.

2. Additional cleanup is needed for some records, especially those dealing with land records in Orange Co. Most records listed seem to refer to John III rather than to John IV. Also, many of these records deal with Samuel probable brother of John III, who remained in Caswell County when John III and John IV left. These records might usefully be transferred to a page for Samuel Walker.


Ver el vídeo: Few people know about this function DRILLS!!!